¿Cuál es nuestro problema? ¿Y qué hacemos?

Cada vez que alguien les diga (le tra­te de con­ven­cer ponién­do­le un ‘mar­co’) que esta­mos como esta­mos por­que “hemos vivi­do por enci­ma de nues­tras posi­bi­li­da­des” (diag­nós­ti­co), de lo cual “somos todos cul­pa­bles” (jui­cio moral) y si no hace­mos lo que nos digan los mer­ca­dos, nos espe­ra el desas­tre com­ple­to, a usted, a los suyos y a los demás (pro­nós­ti­co), fren­te a lo cual “todos tene­mos que apre­tar­nos el cin­tu­rón” (pro­pues­ta jus­ti­fi­ca­da por lo ante­rior), hágan­le leer esto. O esto. O esto.

Y como alter­na­ti­va, háble­les del Green New Deal, impul­sa­do por un impues­to al car­bono que se redis­tri­bu­ye hacia tra­ba­ja­do­res y empre­sas bajan­do los cos­tes laborales.