La colonización del pensamiento: si se ve un bosque es Iberdrola

a Forest Year from motion­kic­ker on Vimeo.

Estoy vien­do este vídeo, un año en la vida de un bos­que, rea­li­za­do por un fotó­gra­fo cana­dien­se con 40.000 foto­gra­fías del tro­zo de bos­que fren­te a su casa (y pien­sa uno, cómo pue­den tener esa suer­te, vivir entre tan­ta belle­za y pagár­se­lo a la Natu­ra­le­za con las are­nas bitu­mi­no­sas de Alber­ta). Alber­to, mi hijo de sie­te años, echa un vis­ta­zo al vídeo y dice: “¿A que es de Iber­dro­la?”. Segu­ra­men­te algún publi­cis­ta en algún lugar pen­sa­rá que ha triun­fa­do: ha con­se­gui­do que los niños aso­cien las imá­ge­nes de la natu­ra­le­za a la empre­sa ener­gé­ti­ca que le paga. Bien, tie­ne menos cen­tra­les de car­bón que Ende­sa o Unión Feno­sa, pero haber­se trans­for­ma­do en el equi­va­len­te de los bos­ques supo­ne una inmen­sa dis­tor­sión del ima­gi­na­rio de ese niño, de los niños, de todos.

Deja una respuesta