No hay soluciones fáciles para el monocultivo de maíz

Mark Bittman publicaba hace poco un artículo en el New York Times proclamando que un estudio había mostrado una “solución fácil” (easy fix) para un sistema alimentario tan fuera de control como el norteamericano, y su producción de maíz en particular (un tema que aparece reiteradamente en mi asignatura). Aunque admiro y sigo a Bittman, la idea de una solución fácil, como saben todos los que conocen mi uso constante del concepto de “problemas retorcidos” (wicked problems) me pareció, como mínimo, apresurado. Otro periodista (del “nuevo periodismo” online) especializado en temas agroalimentarios, Tom Laskawy, argumenta precisamente esto de forma brillante en este artículo.